julio 18, 2017

Terapia de Flores de Bach

La teoría del Dr. Bach

El Dr. Bach era un médico de Gales, Gran Bretaña, que además de graduarse como médico en distintas especialidades, también trabajó como investigador y científico comprometido con una manera de curar a los pacientes respetuosa y benigna; algo de lo que se sentía cada vez más alejado con la medicina alopática y por lo que terminó acercándose a la homeopatía como terapia médica.

Fue precisamente durante su labor en un hospital homeopático de Londres que empezó a observar que algunos pacientes con determinadas patologías tenían ciertos rasgos personales y emocionales en común, de modo que decidió tratar, no solo la enfermedad del paciente, sino su personalidad. Fue entonces cuando empezó a experimentar con las esencias florales de plantas recogidas en Gales como tratamiento para resolver conflictos emocionales según la personalidad del paciente. En realidad, estaba convencido de que la mente ejerce un papel determinante en las enfermedades y de que, al solucionar las afecciones emocionales, los problemas de salud se resolvían de una manera más definitiva y eficaz.

De este modo consiguió, según sus investigaciones, reunir 38 remedios que son los que se utilizan en la actualidad y que conocemos como Flores de Bach.

Beneficios de las Flores de Bach

Las flores de Bach tienen múltiples aplicaciones:

    • Para resolver enfermedades que tienen un origen emocional, mental o psicosomático.
    • En los niños suelen ejercer un efecto más potente que en las personas adultas.
    • Las flores de Bach también se utilizan en animales y plantas (cuando se ven expuestas a cambios o condiciones adversas).

Las flores de Bach están indicadas en personas de cualquier edad o condición, sanas o enfermas y no se conocen contraindicaciones al tomar medicamentos u otras sustancias terapéuticas.

Qué flores tomar

A la hora de elegir las flores que vamos a tomar, podemos recurrir a un terapeuta especializado, o implicarnos investigando sobre los efectos de cada flor y elaborar nuestra propia mezcla. Para ello, es necesario revisar la lista de los 38 remedios y sus efectos. El Dr. Bach aconsejaba que no se tomasen más de siete flores en la mezcla de tratamiento, por lo que, si nos vemos reflejados en numerosos síntomas o aplicaciones de las distintas flores, lo mejor es priorizar y determinar qué problemas son los más importantes o con qué rasgos nos sentimos más identificados hasta completar las siete flores que conformarán nuestra mezcla. A constinuación te mostramos una secuencia muy resumida de los efectos y aplicaciones de cada flor:

    • Agrimony: Ocultar preocupación tras una máscara de alegría.
    • Aspen: Miedo a lo sobrenatural y a la muerte.
    • Beech: Intolerancia, arrogancia, crítica desmedida.
    • Centaury: No saber decir “no”.
    • Cerato: Buscar la aprobación y consejo o aceptación de los demás.
    • Cherry Plum: Miedo a perder el control, ataques de terror, miedo a la locura.
    • Chestnut Bud: Incapacidad para corregir y aprender de los errores.
    • Chicory: Sobreprotección y dominación egoísta.
    • Clematis: Soñar en exceso sin vivir en la realidad.
    • Crab Apple: Terror a estar sucio, a contaminarse a ser impuro.
    • Elm: Exceso de responsabilidades, colapso.
    • Gentian: Pesimismo, depresión, flaqueza, desesperanza.
    • Gorse: Cuando se ha perdido la esperanza del todo.
    • Heather: Egocentrismo desmedido, cuando todo gira entorno a uno mismo.
    • Holly: Celos, envidia, rabia, odio, rencor.
    • Honeysuckle: Anclarse en el pasado sin vivir el presente.
    • Hornbeam: Agotamiento psicológico y físico.
    • Impatience: Impaciencia, soledad, ansiedad.
    • Larch: Baja autoestima, sentimiento de fracaso.
    • Mimulus: Miedo a las situaciones cotidianas y conocidas.
    • Mustard: Depresión sin razón aparente.
    • Oak: Personas obsesivas que trabajan incansablemente y luchan contra corriente. Agotamiento profundo.
    • Olive: Agotamiento por diversas causas físicas o mentales. Derrota.
    • Pine: Eceso de sentimiento de culpa.
    • Red Chestnut: Preocupación excesiva por los seres queridos.
    • Rock Rose: Ataques de ansiedad, pánico incontrolable, estados de angustia.
    • Rock Water: Personas perfeccionistas en exceso, rigidez, exceso de control.
    • Scleranthus: Incapacidad para elegir entre varias alternativas.
    • Star of Bethlehem: Conmoción física o emocional.
    • Sweet Chestnut: Cuando se llega al límite de la desesperación y la desesperanza. Cuando ya no se vislumbra la luz.
    • Vervain: Exceso de entusiasmo y euforia, fanatismo.
    • Vine: Personas dominadoras, inflexibles y tiranas.
    • Walnut: Terror a los cambios.
    • Water Violet: Orgullo, sentimiento de superioridad.
    • White Chestnut: Exceso de pensamientos y diálogo interno.
    • Wild Oat: Dudas ante el cometido en la vida, falta de metas y ambiciones.
    • Wild Rose: Apatía, falta de motivación, tristeza.
    • Willow: Victimismo, resentimiento.

Rescue Remedy

El Dr. Bach elaboró una mezcla estándar de cinco flores para utilizar en caso de duda o en caso de crisis de angustia, desesperanza, estados de shock o crisis nerviosas. Este remedio consta de cinco flores:

    • Rock Rose
    • Impatiens
    • Cherry Plum
    • Star of Bethlehem
    • Clematis

¿Cómo tomar las flores de bach?

Si vamos a realizar un tratamiento a base de flores de Bach y decidimos visitar a un terapeuta especializado, tomaremos la mezcla que nos indique, las cantidades que nos indique y siguiendo las pautas que nos indique.

Pero si vamos a implicarnos y tomar nuestro propio remedio, lo más importante en primer lugar es informarse abundantemente. Es decir, hacer una selección de buena literatura al respecto y comprobar todas las flores, sus efectos y sus aplicaciones.

A continuación te explicamos, de manera general, algunas pautas para elaborar y tomar tu propia mezcla. Recuerda que esta información es orientativa y que si decides seguir esta opción debes informarte en profundidad. Esto es solo una aproximación para que te hagas una idea general:

    • Para elaborar la mezcla necesitarás un recipiente vacío de vidrio de 30ml con cuentagotas. Llénalo hasta los ¾ de agua mineral o depurada. Añade 3 gotas de cada flor que quieras utilizar (máximo 7). Por último añade unas gotas de Brandy para que el alcohol actúe de conservante.
    • Pon cuatro gotas debajo de la lengua, cuatro veces al día. No lo tragues inmediatamente, procura mantenerlo en la boca unos segundos.
    • Si tienes una crisis o un ataque pánico, ansiedad o cualquier otro malestar emocional, puedes tomar cuatro gotas adicionales cuando se de el caso.
    • Procura tomarlas siempre entre comidas.
    • La forma más efectiva de obtener resultados es con constancia y regularidad.

Efectos de las Flores de Bach

Al iniciar un tratamiento con flores de Bach se pueden notar algunos efectos que, lejos de ser adversos, confirman el efecto del tratamiento. Estos son algunos síntomas:

    • El problema emocional que se quiere tratar puede manifestarse más severamente los primeros días de tratamiento.
    • La persona tratada puede manifestar cambios de humor, llanto, risa, euforia o algún tipo de desarreglo emocional los primeros días de tratamiento.
    • Tendencia a la introspección.

Estos efectos manifiestan el inicio de lo que los terapeutas florales llaman catarsis, o limpieza emocional del paciente. Los terapeutas recomiendan intentar sobrellevar los primeros días de tratamiento aunque estos síntomas aparezcan, aunque, si se hacen insoportables, se puede disminuir la dosis o cambiar la mezcla que se haya elaborado, ya que también cabe la posibilidad de que no sea la más acertada.